Historia de un calzado

971 71 07 09
Historia de un calzado

En nuestra zapatería encontrarás las mejores abarcas menorquinas en Mallorca, un calzado típico de nuestras islas. Este calzado encuentra su origen en el medio rural de la isla de Menorca en una época que se supone antigua. Su característica resistencia estuvo condicionada desde el principio por el relieve pedregoso y escarpado de esta isla. Los agricultores precisaban un calzado flexible y resistente para llevar a cabo su trabajo cómodamente, en especial durante los meses de primavera y verano.

A mediados del pasado siglo comenzó a usarse para su confección la lona gruesa sobrante de toldos y velas de barcos pesqueros. Poco después, este calzado deja de ser algo exclusivo de los agricultores y empieza a ser usado por todos los habitantes de la isla. Pero fue a partir de los años ochenta cuando se empezaron a comercializar distintos modelos fabricados con otras clases de materiales y llegó a industrializarse su fabricación. 

La comodidad y ligereza de las abarcas explica su difusión y su éxito. Hoy en día, las abarcas menorquinas en Mallorca son usadas tanto por turistas como por la población autóctona de todo el archipiélago.

En 2010, el Consell Insular patentó y registró la marca «Abarca». Se establecieron unos requisitos de diseño y elaboración técnica indispensables para que un calzado pueda llevar ese sello. No obstante, muchos zapateros siguen fabricando calzados que se ajustan a este diseño sin tener que adscribirse necesariamente a la marca. También parece haber inspirado a diseñadores de marcas de lujo como Prada y Louis Vuitton, que recientemente han sacado al mercado modelos de zapatos muy parecidos.

En Alpargatería La Concepción encontrarás gran variedad de modelos de las auténticas abarcas menorquinas. Consigue el auténtico y tradicional lujo para tus pies a precios razonables.